web oficial de Iván Martínez Hulin

DESDE LAS TRINCHERAS: El Funeral de Estado

Que el actual gobierno de España no conoce la vergüenza, lo sabemos. Que su gestión de la crisis sanitaria provocada por la pandemia del Covid19 ha sido desastrosa hasta alcanzar cotas de criminalidad, lo sabemos. Que ni siquiera han tenido la decencia de reconocer la verdadera cifra de víctimas que ha provocado, lo sabemos. Que imponen su ideología y señalan y machacan a todos aquellos que difieren, lo sabemos. Pero que se celebre una misa-funeral de Estado por los fallecidos por la pandemia y que no acuda el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, roza lo infecto.

INGENIERÍA SOCIAL III

OBJETIVO A DERRIBAR: LOS VALORES

Decían en la película Sospechosos Habituales que “el mejor truco del diablo es hacer creer que no existe”. En el caso que voy a tratar hoy, el de los valores humanos, no es tanto hacernos creer que no existen, sino pervertirlos, desvirtuarlos y vencerlos a base de normalizar cosas que jamás deberían ser consideradas normales. Atención, que no hablo de religión o de moral (en todo caso, de ética), hablo de los valores humanos fundamentales que, en teoría, son comunes a todas las personas dispuestas a convivir juntas.

INGENIERÍA SOCIAL - NOTA

EL CIBER-ATAQUE

En unas recientes declaraciones televisivas, decía el Coronel Pedro Baños, experto en geo-estrategia, que cualquiera que se enfrente al sistema y desvele ciertos datos que puedan resultar molestos para los “poderes en la sombra”, sería atacado metódicamente y por las vías que fueran necesarias.

DESDE LAS TRINCHERAS: Derogando, que es gerundio

Es tal la cantidad de noticias que se producen a diario, que uno ya no da a basto para transmitirlas todas. Transmitirlas porque considero la obligación de cualquier español de bien –con la capacidad de hacerlo– contrarrestar las mentiras de los medios de comunicación generalistas, que perdieron la objetividad hace tiempo y trabajan a golpe de talonario para el gobierno. Porque considero una obligación ofrecer a mis conciudadanos la verdad.